Casa,  Vida diaria

Bidet

Este accesorio de baño es tan común en Italia que no se concibe un baño sin la presencia de uno. Va en conjunto con el inodoro pero su función es distinta, dirigida especialmente a la higiene íntima, pero lo encuentro práctico para muchas otras funciones, lavarse las manos, los pies e incluso lavarse los dientes. Tengo recuerdos cuando a mi perrito Benny le encantaba tomar agua del bidet, además me era muy útil cuando llegaba de su paseo de rutina y le lavaba sus patitas. Conveniente para lavar piezas de ropa a mano, cuando queremos evitar la lavadora. Dicen que ha evolucionado del orinal y me hace sentido, porque se puede hacer pipí en él.

En Japón recuerdo haber visto un bidet integrado al inodoro, con controles electrónicos para la salida del agua y su temperatura, buena idea…solo que para un occidental no es fácil de usar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *